El valor de las imágenes como medio de instrucción para los iletrados según Gregorio Magno

Gregorio Magno, inspirado por el Espíritu Santo, moja el cálamo en tinta mientras escribe sus Dialogi. Miniatura de un códice del primer cuarto del s. XII (Londres, British Library, ms. Harley 3011, fol. 69v)

El papa Gregorio Magno (540-604), en una carta dirigida hacia el año 600 a Sereno, obispo de Marsella, condena su actitud iconoclasta, argumentando que, si bien las imágenes no deben ser objeto de adoración, sí que tienen un valor como medio de instrucción para los iletrados:

«Ha llegado a nuestros oídos que, ardiendo con un celo incontrolado, habéis destruido las imágenes de los santos con la pseudoexcusa de que no debían ser adoradas. Aplaudimos plenamente el hecho de que prohibieras adorarlas, pero condenamos el hecho de que las destruyeras. Dime, hermano, ¿cuándo se ha oído que otro sacerdote haya hecho lo que hiciste? Si nunca se ha oído tal cosa, ¿no debería esto haberte advertido de que, despreciando a otros hermanos, estabas creyendo ser tú el único santo y sabio?

Una cosa es adorar una imagen y otra muy distinta aprender a través de la historia de la imagen aquello que ha de ser adorado. Y es que lo que la escritura proporciona a los que leen, la imagen se lo proporciona a los incultos que solo miran, pues en ella los ignorantes ven lo que deben seguir; en ellas, por así decir, leen quienes desconocen las letras. Por ello, especialmente para los gentiles, la imagen es como una lectura»[1].

Gregorius Magnus, Registrum epistularum, XI, 10 – traducción propia a partir de la ed. de D. Norberg, 1982 (CCSL 140 y 140A).

[1] «[…] Aliud est enim picturam adorare, aliud per picturae historiam quid sit adorandum addiscere. Nam quod legentibus scriptura, hoc idiotis praestat pictura cernentibus, quia in ipsa ignorantes uident quod sequi debeant, in ipsa legunt qui litteras nesciunt; unde praecipue gentibus pro lectione pictura est».

Bibliografía sobre el tema:
Chazelle, C. M. (1990), «Pictures, books, and the illiterate: Pope Gregory I’s letters to Serenus of Marseilles», Word & Image, 6/2: 138-153, doi: 10.1080/02666286.1990.10435425.
Duggan, L. G. (1989), «Was art really the ‘book of the illiterate’?», Word & Image, 5/3: 227-251, doi: 10.1080/02666286.1989.10435406.
Endrödi, G. (2010), «The chancellor’s three reasons for painting in churches», en L. Varga (ed.), Bonum et Pulchrum. Essays in Art History in Honour of Ernö Marosi on His Seventieth Birthday, Budapest, Heidelberg University Library, pp. 137-150, doi: 10.11588/ARTDOK.00001103.

Ignacio Cabello Llano

Graduado en Historia (UAM, 2018) y Máster en Ciencias de las Religiones (UCM, 2019), actualmente es investigador FPU (FPU19/05588) en el Área de Historia Medieval de la UAM, donde realiza su tesis doctoral acerca de la experiencia del sufrimiento y el problema del mal en la cosmovisión, la vida y la reflexión religiosa medieval peninsular, bajo la dirección del Dr. Carlos de Ayala. Sus intereses giran en torno a la historia medieval; la historia de las mentalidades, la cultura y las religiones; el pensamiento, la filosofía, la religiosidad y la teología medievales; la relación entre lo religioso y lo social-civil-político; las relaciones y encuentros entre cristianismo e islam en el Mediterráneo medieval, y la filosofía de la religión, cuestiones todas que ha abordado en diferentes estudios. «Si fuera anticuario sólo tendría ojos para las cosas antiguas, pero soy historiador, por eso amo la vida» (Henri Pirenne). ORCID: 0000-0003-1200-6605. Ver todas las fuentes publicadas por Ignacio.

También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search