Oración narrativa del Arcipreste de Hita (1330-1343) suplicando ser librado de diversos sufrimientos

Juan Ruiz, arcipreste de Hita, escribió su Libro de buen amor hacia los años 1330 o 1343. Al comienzo del mismo dispuso la oración narrativa (cfr. Gimeno Casalduero 1957–1958) que damos a continuación, en la que, haciendo memoria de la historia de la salvación, suplica a Dios ser salvado del mal y el sufrimiento (estr. 1-7), invocando a continuación la intercesión de la Virgen María, «madre de pecadores» (estr. 8-10). Durante algún tiempo, parte de la crítica entendió la prisión a la que se refiere Juan Ruiz en sentido literal, pero quizá sea más apropiado entenderla en sentido metafórico. Como mostraron S. Sola (1973) y J. L. Pérez López (2001), en esta oraçión se dejan ver ecos de textos de la liturgia hispana.

Esta es oraçión quel arçipreste fizo a dios cuando començó este libro suyo

[1] Señor Dios, que a los jodíos, pueblo de perdiçión,
sacaste de cabtivo del poder de Far[aón],
a Danïel sacaste del poço de Babilón:
saca a mí, coitado, d’esta mala presión.

[2] Señor, tú diste gracia a Ester la reína,
ante el rey Asüero ovo tu graçia digna.
Señor, dame esta graçia e tu merçed aína,
sácame d’esta lazeria, d’esta presión […ina].

[3] Señor, tú que sacaste al profecta del lago,
de poder de gentiles sacaste a Santiago,
a santa Marina[1] libreste del vientre del drago:
libra a mí, Dios mío, d’esta presión do ya[go].

[4] Señor, tú que libreste a santa Susaña
del falso testimonio de la falsa conpaña,
líbrame [tú], mi Dios, d’esta coita tan maña,
dame tu misericordia, tira de mí tu s[aña].

[5] A Jonás el profecta, del vientre de la ballena,
en que moró tres días dentro en la mar ll[ena],
sacástelo tú sano así como de casa buena:
Mexías, tú me salva sin culpa e sin pena.

[6] Señor, a los tres niños de muerte los libreste,
del forno del gran fuego sin lisïon [saqueste];
de las ondas del mar a sant Pedro tomeste:
Señor, de aquesta coita saca al tu Açipre[ste].

[7] Aún tú, que dixeste a los tus servidores
que con ellos serías, ante reys dezidores,
e les darias palabras que fablasen mejores:
Señor, tú sey comigo, quárdame de traid[ores].[2]

[8] El nombre profetizado fue grande Hemanuel,
Fijo de Dios muy alto, salvador de Is[rael];
en la salutaçió[n] el ángel Grabïel
te fizo çierta d’esto, tu fueste cierta d’él.

[9] Por esta profeçía e por la salutaçión,
por el nombre tan alto, Hemanuel, salvaçión,
Señora, dame tu gracia e dame consolaçión,
gáname del tu fijo graçia e bendiçión.

[10] Dame graçia, Señora de todos los señores,
tira de mí tu saña, tira de mí rencores,
faz que todo se torne sobre los mescladores:
¡ayúdame, Gl[or]iosa, Madre de pecado[res]!

Juan Ruiz, arcipreste de Hita, Libro de buen amor, «Oraçión», ed. A. Blecua, Madrid, Cátedra (Letras hispánicas, 70), 5.a ed (2001).

Primera oración de Juan Ruiz al comienzo del Libro de buen amor en un códice copiado por el salmantino Alfonso de Paradinas hacia 1415 (Biblioteca Universitaria de Salamanca, ms. 2663, f. 1r).

[1] Confunde a santa Marina con santa Margarita de Antioquía (cfr. Fernán González, 106c).

[2] Después de la séptima estrofa el copista dejó un espacio en blanco. Falta el arranque de la segunda parte de la oración dirigida a la Virgen.



Citar este post
Ignacio Cabello Llano (2023, 14 marzo). Oración narrativa del Arcipreste de Hita (1330-1343) suplicando ser librado de diversos sufrimientos. Fontes Medii Aevi. Recuperado 30 de mayo de 2024, de https://doi.org/10.58079/osrj

Ignacio Cabello Llano

Ignacio Cabello Llano (1996), Graduado en Historia (UAM, 2018) y Máster en Ciencias de las Religiones (UCM, 2019), actualmente es investigador FPU en el Área de Historia Medieval de la UAM, donde realiza su tesis doctoral acerca de la experiencia del sufrimiento y el problema del mal en la cosmovisión, la vida y la reflexión religiosa medieval peninsular, bajo la dirección del Dr. Carlos de Ayala. Sus intereses giran en torno a la Historia medieval; la Historia del pensamiento y las ideas; la Historia cultural y de las mentalidades; la Historia y la Filosofía de las religiones; el Pensamiento, la cultura y la cosmovisión medieval: teología, política, filosofía, religiosidad y liturgia, y las Relaciones y encuentros entre cristianismo e islam en la Edad Media. «Si fuera anticuario sólo tendría ojos para las cosas antiguas, pero soy historiador, por eso amo la vida» (Henri Pirenne). Página personal. Ver todas las fuentes publicadas por Ignacio.

También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search