Cantigas de Santa Maria de Alfonso X (selección)

Selección de las Cantigas de Santa Maria (o Cantares de loor de Sancta Maria), compuestas por Alfonso X y su scriptorium entre 1264 y 1282.

1. Prólogo: Alfonso X se consagra como trovador de la Virgen

El Escorial, ms. T-I-1, fol. 4v

 

ESTE É O PROLOGO DAS CANTIGAS DE SANTA MARIA, EMENTANDO AS COUSAS QUE Á MESTER ENO TROBAR

Porque trobar é cousa en que jaz
entendimento, poren queno faz
á-o d’aver e de razon assaz,
per que entenda e sábia dizer
o que entend’ e de dizer lle praz,
ca ben trobar assi s’á de ffazer.

E marcar eu estas duas non ey
com’ eu querria, pero provarei
a mostrar ende un pouco que sei,
confiand’ en Deus, ond’ o saber ven;
ca per ele tenno que poderei
mostrar do que quero algũa ren.

E o que quero é dizer loor
da Virgen, Madre de Nostro Sennor,
Santa Maria, que ést’ a mellor
cousa que el fez; e por aquest’ eu
quero seer oy mais seu trobador,
e rogo-lle que me queira por seu

Trobador e que queira meu trobar
reçeber, ca per el quer’ eu mostrar
dos miragres que ela fez; e ar
querrei-me leixar de trobar des i
por outra dona, e cuid’ a cobrar
per esta quant’ enas outras perdi.

Ca o amor desta Sen[n]or é tal,
que queno á sempre per i mais val;
e poi-lo gaannad’ á, non lle fal,
senon se é per sa grand’ ocajon,
querendo leixar ben e fazer mal,
ca per esto o perd’ e per al non.

Poren dela non me quer’ eu partir,
ca sei de pran que, se a ben servir,
que non poderei en seu ben falir
de o aver, ca nunca y faliu
quen llo soube con merçee pedir,
ca tal rogo sempr’ ela ben oyu.

Onde, lle rogo, se ela quiser,
que lle praza do que dela disser
en meus cantares e, se ll’aprouguer,
que me dé gualardon com’ ela dá
aos que ama; e queno souber,
por ela mais de grado trobará

ESTE ES EL PRÓLOGO DE LAS CANTIGAS DE SANTA MARÍA, MENCIONANDO LO QUE ES MENESTER EN EL TROVAR.

Porque el trovar es algo a lo que subyace
el entendimiento, por eso requiere en quien lo hace
que lo posea, así como razón bastante,
para que capte y sepa expresar
lo que entiende y desea decir,
porque el trovar así se ha de hacer.

Y aunque yo no tengo de estas cosas
cuanto querría, intentaré, sin embargo,
mostrar lo poco que sé,
confiando en Dios, del que proviene todo saber;
pues por Él supongo que podré
mostrar algo de lo que mostrar quiero.

Y lo que quiero es decir loor [contar alabanzas]
de la Virgen, Madre de Nuestro Señor,
Santa María, que es la mejor criatura
que Él hizo; y, por esto, yo
quiero ser desde hoy su trovador,
y le ruego que me admita como

Trovador suyo y que quiera mi trovar
recibir, pues por él quiero mostrar
los milagros que Ella hizo; y, por tanto,
querría dejar de trovar desde ahora
por otra dama, y pienso que obtendré
por Ésta cuanto por las otras perdí.

Pues el amor de esta Señora es tal
que, quien lo tiene, siempre por ello vale más,
y, una vez que lo ha ganado ya no lo pierde,
a no ser que, por su gran desgracia,
quiera apartarse del bien y hacer el mal,
pues por esto sí lo pierde, mas no por otra cosa.

Por lo tanto, no me quiero separar de Ella,
pues sé con toda certeza que, de servirla bien,
no podré dejar de obtener su amor,
pues nunca defraudó
a quien se lo supo pedir con piedad,
ya que tales ruegos Ella siempre los escuchó benévola.

Por tanto, le ruego, si Ella quisiere,
que le plazca lo que de Ella yo dijere
en mis cantares, y si le pluguiese,
me dé el galardón que ella da
a los que ama, pues quien lo llegare a conocer
con más agrado cantará para Ella.

Alfonso X el Sabio, Cantigas de Santa Maria, B – ed. Jesús Montoya, Madrid, Cátedra, 2020, pp. 93-97.

2. Cantiga 100: Santa Maria, strela do dia

ESTA É DE LOOR

Santa Maria
Strela do dia,
mostra-nos via
pera Deus e nos guia.

Ca veer faze-los errados
que perder foran per pecados
entender de que mui culpados
son; mais per ti son perdõados
da ousadia
que lles fazia
fazer folia
mais que non deveria.
      Santa Maria…

Amostrar-nos deves carreira
por gãar en toda maneira
a sen par luz e verdadeira
que tu dar-nos podes senlleira;
ca Deus a ti a
outorgaria
e a querria
por ti dar e daria.
      Santa Maria…

Guyar ben nos pod’ o teu siso
mais ca ren pera Parayso
u Deus ten sempre goy’ e riso
pera quen en el creer quiso;
e prazer-m-ia
se te prazia
que foss’ a mia
alm’ en tal compannia.
      Santa Maria…

ESTA ES DE LOOR

Santa María,
estrella del día,
muéstranos hacia Dios la vía
y sé para nosotros guía.

Pues haces ver a los errados
que se perdieron por entender en pecados,
de los cuales son muy culpados,
mas que por Ti son perdonados
de la osadía
que les hacía
cometer locuras
que no deberían.
      Santa María…

Debes mostrarnos el camino
por el que a toda costa ganemos
la luz verdadera y sin igual
que solo Tú nos puedes dar,
pues a Ti Dios
la otorgaría
y la querría
por Ti dar y la daría.
      Santa María…

Bien puede guiarnos tu juicio
mejor que cualquier otra cosa hacia el Paraíso,
donde Dios reserva gozo y alegría
para quien creer en Él quiso;
y bien que me placería,
si a Tí te pluguiese,
que en tal compañía
mi alma estuviese.
      Santa María…

Alfonso X el Sabio, Cantigas de Santa Maria, 100 – ed. Jesús Montoya, Madrid, Cátedra, 2020, pp. 163-165.

3. Cantiga 107: la Virgen salva de la muerte a una judía que despeñaron en Segovia que se encomendó a Ella

COMO SANTA MARIA GUARDOU DE MORTE HŨA JUDEA QUE ESPENARON EN SEGOVIA; [E] PORQUE SSE ACOMENDOU A ELA NON MORREU NEN SE FIRIU.

Quen crever na Virgen santa,
ena coita valer-ll-á.

Dest’ un miragr’, en verdade,
fez en Segóvi’ a cidade
a Madre de piedade,
qual este cantar dirá

Quen crever na Virgen santa…

dũa judea achada
que foi en err’ e fillada
e a esfalfar levada
dũa pena qu’ i está

Quen crever na Virgen santa…

muit’ alta e muit’ esquiva.
E ela diss’: «Ai, cativa,
como pode ficar viva
quen daquí a caer á,

Quen crever na Virgen santa…

senon se Deus xe querria!
Mas tu, Reỹa Maria,
u crischãydade fia,
se tal es com’ oý ja

Quen crever na Virgen santa…

que acorre-las coytadas
que ti son acomendadas,
ontre toda-las culpadas
val a mi, ca mester m’ á.

Quen crever na Virgen santa…

E sse ficar viv’ e sãa,
logo me fare[i] crischãa
ante que seja mannãa
cras, u al non averá.»

Quen crever na Virgen santa…

Os judeus que a levaron
na camisa a leixaron
e logo a espenaron,
dizendo: «Alá yrá!».

Quen crever na Virgen santa…

Mais pois dali foi cauda,
da Virgen foi acorruda;
poren non foi pereçuda,
pero caeu long’ alá

Quen crever na Virgen santa…

jus’ a pe dũa figueira,
e ergeu-se mui ligeira-
ment’ e foi-sse sa carreira
dizendo: «Senpre será

Quen crever na Virgen santa…

bẽeita a Groriosa,
Madre de Deus precïosa,
que me foi tan piadosa;
e quena non servirá?»

Quen crever na Virgen santa…

E chegou aa eigreja
daquela que sempre seja
bẽeita, u mui sobeja
gente viu, e diss’: «Acá

Quen crever na Virgen santa…

vĩid’ e batiçar-m-edes,
e tal miragr’ oyredes
que vos maravillaredes,
e tod’ om’ assi fará».

Quen crever na Virgen santa…

E tan tost’ aquela gente
a batiçou mantenente;
e foi sempre ben creente
da que por nos rogará

Quen crever na Virgen santa…

a seu Fillo grorioso
que nos seja piadoso
eno dia temeroso
quando julgar-nos verrá.

CÓMO SANTA MARÍA LIBRÓ DE LA MUERTE A UNA JUDÍA QUE DESPEÑARON EN SEGOVIA, Y, PORQUE SE ENCOMENDÓ A ELLA, NI MURIÓ NI QUEDÓ HERIDA

A quien creyere en la Virgen Santa
Ella en sus cuitas lo valdrá [ndt. lo amparará en las adversidades]

De esto un milagro, en verdad,
hizo en Segovia, la ciudad,
la Madre de Piedad,
tal y como dirá este cantar

A quien creyere en la Virgen Santa…

de una judía que fue hallada
en pecado y apresada
y llevada para arrojarla
desde una peña que allí hay,

A quien creyere en la Virgen Santa…

muy alta y muy abrupta.
Y ella dijo: «¡Ay, desgraciada!
¿Cómo puede quedar viva
quien desde aquí sea arrojada

A quien creyere en la Virgen Santa…

si no porque Dios lo quiera?
Mas Tú, Reina María,
en quien la cristiandad confía,
si tal eres como he oído,

A quien creyere en la Virgen Santa…

que socorres a los angustiados
que a Ti se encomiendan,
entre todos los culpados
socórreme a mí, que me es menester,

A quien creyere en la Virgen Santa…

y, si quedase viva y sana,
en seguida me haré cristiana,
antes de que se haga mañana
del día siguiente, sin falta.»

A quien creyere en la Virgen Santa…

Los judíos que la llevaron
en camisa la dejaron
y luego la despeñaron
diciendo: «¡Allá va!».

A quien creyere en la Virgen Santa…

Pero después de la caída
fue por la Virgen socorrida;
por ello no pereció,
sino que cayó un poco más allá,

A quien creyere en la Virgen Santa…

al pie de una higuera,
y se levantó muy ligera
y cogió su camino
diciendo: «Siempre será

A quien creyere en la Virgen Santa…

bendita la Gloriosa,
Madre de Dios preciosa,
que fue para mí piadosa:
¿quién no la servirá?»

A quien creyere en la Virgen Santa…

Y llegó a una iglesia
de Aquella que siempre
bendita sea, donde vio
mucha gente y dijo: «Venid

A quien creyere en la Virgen Santa…

acá y bautizadme,
y oiréis tal milagro
que os maravillaréis
vosotros y todo el mundo».

A quien creyere en la Virgen Santa…

E inmediatamente
la bautizó aquella gente,
y fue en adelante creyente
de la que por nosotros rogará

A quien creyere en la Virgen Santa…

a su Hijo glorioso
para que nos sea piadoso
en el día temeroso
en el que a juzgarnos vendrá.

Alfonso X el Sabio, Cantigas de Santa Maria, 107 – ed. Jesús Montoya, Madrid, Cátedra, 2020, pp. 177-181.

4. Los tres códices más importantes de las Cantigas de Santa Maria digitalizados:

Con motivo del VIIIº centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio, Patrimonio Nacional ha puesto a disposición del público en versión digital uno de los mayores tesoros de la literatura medieval hispana: los códices de las Cantigas de Santa María conservados en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial: el Códice Rico (El Escorial, ms. T-I-1) y el Códice de los músicos (El Escorial, ms. b-I-2). La iniciativa viene a sumarse a la emprendida por la Biblioteca Nacional de Florencia, que hizo lo propio con el llamado Códice de Florencia (BNCF, Banco Rari 20). Pueden visualizarse online:

Puedes descargar aquí todas las imágenes del Códice Rico.


Ignacio Cabello Llano

Graduado en Historia (UAM, 2018) y Máster en Ciencias de las Religiones (UCM, 2019), actualmente es investigador FPU (FPU19/05588) en el Área de Historia Medieval de la UAM, donde realiza su tesis doctoral acerca de la experiencia del sufrimiento y el problema del mal en la cosmovisión, la vida y la reflexión religiosa medieval peninsular, bajo la dirección del Dr. Carlos de Ayala. Sus intereses giran en torno a la historia medieval; la historia de las mentalidades, la cultura y las religiones; el pensamiento, la filosofía, la religiosidad y la teología medievales; la relación entre lo religioso y lo social-civil-político; las relaciones y encuentros entre cristianismo e islam en el Mediterráneo medieval, y la filosofía de la religión, cuestiones todas que ha abordado en diferentes estudios. «Si fuera anticuario sólo tendría ojos para las cosas antiguas, pero soy historiador, por eso amo la vida» (Henri Pirenne). ORCID: 0000-0003-1200-6605. Ver todas las fuentes publicadas por Ignacio.

También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search