Qué es lo que se ha de condenar de las guerras (quid culpatur in bello) según san Agustín

En este conocido pasaje de su tratado Contra Fausto el maniqueo, obispo de Mileve, escrito entre los años 400 y 404, Agustín de Hipona (ep. 396-430) pone el acento de su reflexión sobre la guerra no tanto en la legitimidad de ésta (ius ad bellum: conjunto de condiciones que hacen legítima o justa una acción bélica), que fue la principal preocupación de los pensadores medievales, sino en el cómo hacer la guerra —el modus bellandi—, señalando que el verdadero objeto de reprobación en las guerras no es la propia mortandad que produce, sino la nocendi cupiditas, la ulciscendi crudelitas y la libido dominandi:

«¿Qué se condena en la guerra? ¿Acaso el hecho de que, con el fin de domesticar en la paz a los que venzan, mueran quienes en algún momento han de morir? Reprender esto es propio de miedosos, no de personas religiosas. El deseo de causar daño, la crueldad en la venganza, el ánimo no aplacado e implacable, la ferocidad de rebelarse, el afán de dominio y cosas semejantes: he aquí las cosas que con justicia se condena en las guerras. Con frecuencia, para castigar conforme a derecho estas mismas cosas, por mandato de Dios o de algún otro poder legítimo, los buenos emprenden las guerras que han de ser llevadas a cabo contra la violencia de los que se resisten, cuando se encuentran en una coyuntura tal de asuntos humanos que la propia situación los obliga a ordenar algo así o a obedecer al respecto» (Augustinus Hipponensis, Contra Faustum, XXII, 74).

«Quid enim culpatur in bello? An quia moriuntur quandoque morituri, ut domentur in pace uicturi? Hoc reprehendere timidorum est, non religiosorum. Nocendi cupiditas, ulciscendi crudelitas, inpacatus atque inplacabilis animus, feritas rebellandi, libido dominandi et si qua similia, haec sunt, quae in bellis iure culpantur, quae plerumque ut etiam iure puniantur, aduersus uiolentiam resistentium siue deo siue aliquo legitimo imperio iubente gerenda ipsa bella suscipiuntur a bonis. Cum in eo rerum humanarum ordine inueniuntur, ubi eos uel iubere tale aliquid uel in talibus oboedire iuste ordo ipse constringit» (Augustinus Hipponensis, Contra Faustum, XXII, 74 – traducción a partir de la edición de J. Zycha, 1891 [CSEL 24]).

Dibujo a pluma que muestra a Fausto el Maniqueo siendo abatido por San Agustín, que, libro en mano, le atraviesa la boca con su báculo episcopal, en un manuscrito del siglo XI (París, BNF, ms. Latin 2079, fol. 1v).

Ignacio Cabello Llano

Ignacio Cabello Llano (1996), Graduado en Historia (UAM, 2018) y Máster en Ciencias de las Religiones (UCM, 2019), actualmente es investigador FPU en el Área de Historia Medieval de la UAM, donde realiza su tesis doctoral acerca de la experiencia del sufrimiento y el problema del mal en la cosmovisión, la vida y la reflexión religiosa medieval peninsular, bajo la dirección del Dr. Carlos de Ayala. Sus intereses giran en torno a la Historia medieval; la Historia del pensamiento y las ideas; la Historia cultural y de las mentalidades; la Historia y la Filosofía de las religiones; el Pensamiento, la cultura y la cosmovisión medieval: teología, política, filosofía, religiosidad y liturgia, y las Relaciones y encuentros entre cristianismo e islam en la Edad Media. «Si fuera anticuario sólo tendría ojos para las cosas antiguas, pero soy historiador, por eso amo la vida» (Henri Pirenne). ORCID: 0000-0003-1200-6605. Ver todas las fuentes publicadas por Ignacio.

También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search